Para la gran mayoría de la población, los préstamos de capital privado pueden ser unos auténticos desconocidos. Sin embargo, suponen una gran y fiable alternativa a la banca tradicional, especialmente cuando nos rechazan una solicitud de financiación por parte de estas entidades. Y es que esta opción tiene grandes ventajas para particulares, empresas o autónomos que necesitan ayuda para emprender o contar con capital extra.

 

 

Tipos de productos de capital privado

Los préstamos de capital privado son un tipo de financiación alternativa a la banca convencional. Este tipo de financiación hace referencia a aquellos productos que no vienen desde las entidades prestamistas tradicionales, sino del capital privado y son una opción competitiva cuando deseamos una fuente de liquidez distinta. Para ellos, tan solo nos hace falta una garantía hipotecaria: es decir, una propiedad libre de cargas que actúe como aval.

Préstamos con urgencia

Este tipo de productos están disponibles cuando se nos cierran el resto de puertas. Están concebidos para dotar de liquidez en aquellos momentos en los que carecemos de ella, ya sea por la naturaleza estacional de nuestro negocio, por una ampliación, por constar en ficheros de morosos, por una acumulación de deudas, por una herencia cuya aceptación no podemos afrontar…

Créditos FLEXIBLES

Permiten obtener capital por cantidades elevadas. Pueden oscilar desde los 20.000€ hasta los 900.000€ y con pagos mucho más flexibles.

 

¿Cuándo este tipo de préstamos son una solución?

Desde el dinero urgente a la hipoteca de capital privado

Este tipo de préstamos son ideales para salir de situaciones económicas variadas, pero siempre con un denominador común: son la alternativa cuando la banca no está dispuesta a la concesión de un crédito o se requiere de una mayor flexibilidad en el pago.

De hecho, son especialmente convenientes cuando se piden grandes sumas de capital. Estos préstamos son una posibilidad de viabilidad económica para aquellos momentos en los que queramos emprender algún proyecto o necesitemos liquidez de algún tipo, en cantidades elevadas.

Situaciones para capital privado

Los productos de capital privado funcionan especialmente en aquellos casos en los que la banca nos ha denegado toda posibilidad de financiación por no cumplir sus cada vez más estrictos requisitos.

Situaciones de cierta urgencia

Son muchas las personas que se enfrentan a una fecha límite para pagar un crédito o servicio. También, cuando no se cuenta con margen de maniobra, este tipo de préstamos son herramientas flexibles y de una gran ayuda.

Ingresos que no son suficientes

En este caso, cuando los ingresos del cliente no son suficientes para las entidades, conseguir financiación puede ser un problema. Y es que cada banco establece sus propios criterios para otorgar financiación, pero si los ingresos que son indicados por el cliente no son de nómina fija y su importe no es alto, el banco puede negar la solicitud.

Esto no ocurre cuando se recurre a este tipo de financiación alternativa: la solicitud puede aceptarse con cualquier tipo de nómina, además de con pensiones o prestación por paro. Los ingresos no son determinantes.

Cuando se forma parte de una lista de morosos

Estar en Asnef o en cualquier lista de morosos es un engorro, pero con un préstamo de capital privado es posible obtener financiación si una persona se encuentra en cualquier fichero de morosidad.

Todos los beneficios de los préstamos de capital privado

Existen dos beneficios importantes a la hora de solicitar este tipo de préstamo.

Dinero rápido con préstamos de capital privado

Los préstamos de capital privado son una opción más rápida para la obtención de capital para cualquier fin. Este tipo de préstamos son adecuados para lograr saldar las deudas o la realización de compras de grandes importes que requieren de un pago más o menos próximo.

Mejores condiciones de capital privado para empresas

En la actualidad, entre los entes financieros, existe un nivel elevado de competencia. Esto hace que por norma general se puedan obtener buenas condiciones de préstamo con tasas de interés competitivas o periodos de amortización más largos o flexibles, según lo más conveniente.

Las ventajas de los préstamos de capital privado son múltiples y variadas. Estas, sumadas a los procesos más ligeros y flexibles de este tipo de préstamos, hacen que los productos de capital privado sean la opción perfecta para muchos particulares y empresas. Cada vez son más los usuarios que se decantan por este tipo de financiación para préstamos en elevadas cantidades que no quieren renunciar a la liquidez que necesitan.

¿Qué son los préstamos de capital privado?
5 (100%) 1 vote[s]

London Capital

Consultoría financiera, Real Estate e inversiones
Cerrar menú