En la actualidad existen dos formas para conseguir una inyección de dinero: obtener un préstamo privado en una entidad o acudir a un banco. Estas vías tienen una serie de ventajas e inconvenientes que debemos conocer para poder tomar la mejor decisión.

Diferencias entre pedir un préstamo privado a una entidad o a un banco

Cuando necesitamos préstamos para situaciones muy difíciles lo más habitual es recurrir a préstamos de capital privado, ya que suelen ofrecer financiación cuando se nos cierran el resto de puertas.

Por ejemplo, ante una situación de necesitar un préstamo cobrando el paro los bancos verán la operación como arriesgada, sea cual sea nuestra situación o nuestro patrimonio. No obstante, las entidades financieras de crédito o los prestamistas privados podrán redefinir ese riesgo.

Características al solicitar un préstamo en un banco

Lo más habitual es acudir a los bancos que den préstamos para cancelar deudas. En estas entidades, al igual que en las de capital privado, podemos obtener préstamos con aval hipotecario, préstamos para empresas nuevas, y otra serie de préstamos con propiedad o de préstamos hipotecarios para empresas.

En caso de que se produzca una situación de impago, el banco notifica primero y posteriormente comienza a cargar comisiones de demora hasta que podamos ponernos al día, de modo que solo cuando no se demuestra voluntad de pago se registra el nombre en ASNEF.

Cuando acudimos a un banco para solicitar préstamos con garantía hipotecaria o préstamos de dinero de cualquier otra índole, suele tardar varias semanas en estudiar el caso. Además, la concesión de créditos no se realiza a la ligera, sino que son muy exhaustivos en el análisis de la situación y de las cuentas personales para saber si realmente se puede afrontar o no esa deuda. Sus requisitos, impuestos por el Banco de España, suelen ser muy restrictivos.

A esto hay que sumarle que suele tener que justificarse el objetivo para el cual hemos solicitado el préstamo antes de aprobar la concesión del crédito.

Características al solicitar dinero a prestamistas privados

A favor de un préstamo privado hay que destacar que la respuesta es algo más rápida, ya que sus asesores analizan al detalle nuestro caso y nos asesoran la opción que más nos conviene, lo cual facilita las cosas.

El contrato que se realiza con los prestamistas privados tiene menos letra pequeña que el que se firma con un banco, ya que al estar adaptado a nosotros, es más sencillo.

El mayor inconveniente que podemos destacar de acudir a prestamistas privados es que el interés al que nos prestan el dinero suele ser mucho mayor que el de un banco y, en algunas ocasiones, puede llegar hasta un 50 % TAE, cuando en el banco lo normal es que no supere el 15 %, dependiendo del tipo de operación solicitada.

¿Cómo actúan los prestamistas privados en caso de impago?

Pues de forma automática se registrarían nuestros datos personales en una lista de morosos como ASNEF o RAI.

¿Cuáles son las ventajas de los préstamos concedidos por prestamistas privados?

Los prestamistas privados y los préstamos de capital privado ofrecen una serie de ventajas a la hora de financiarnos. Entre las más interesantes destacamos las siguientes:

No están asociados a ningún tipo de producto

De entre todas las estrategias de los bancos, las más ampliamente conocidas son la de vincular productos a los préstamos económicos. Con esto los bancos se aseguran de cumplir sus ventas y obtienen un mayor beneficio.

Cuando nosotros acudimos a solicitar un préstamo a un banco, pretendemos obtener la financiación y, generalmente, no necesitamos ningún otro tipo de producto. Las vinculaciones pueden ser desde cambiar nuestra nómina a ese banco, si no la tenemos con ellos, obligarnos a abrir una cuenta, contratar un seguro que o bien no necesitamos o bien no nos cubre todas nuestras necesidades, estar obligados a tener una tarjeta de crédito y a utilizarla de forma mensual y un largo etcétera.

En el caso de acudir a un prestamista privado, esta situación no se va a producir porque no vinculan el préstamo a ningún producto.

Condiciones menos exigentes

Si acudimos a bancos que den préstamos para cancelar deudas, sus condiciones son muy exigentes. Esto supone un problema importante de financiación desde que estallara la crisis, ya que muchas personas no podían cumplir los mínimos requisitos exigidos por los bancos.

Actualmente, gracias a la paulatina recuperación económica, prolifera la necesidad de solicitar crédito. Si acudimos a un préstamo privado, un CIRBE alto o una nómina poco estable no nos afectará para la concesión del mismo.

Sencillez de tramitación

Los préstamos de capital privado suelen tener asesores para darnos un servicio personalizado. Esto supone una gran facilidad para los usuarios interesados en contratar un préstamo, ya que no hay que ser un experto para elegir la opción que más se adapta a nuestra situación.

 

En resumen, si buscamos financiación para hacer frente a algún tipo de improviso o para cancelar una deuda existen varias opciones de financiación a nuestro alcance.

Si el banco nos cierra todas las puertas, podremos acudir a un préstamo a través de empresas de capital privado. En London Capital, cuentan con el mejor equipo de asesoramiento y gestión de financiación, tanto para particulares como empresas, que nos ayudarán en todo el proceso, en situaciones difíciles y con todas las garantías de un banco.

Ventajas de los préstamos privados
5 (100%) 1 vote[s]

Miguel Garvía

CEO & Partner
Cerrar menú