Hay ocasiones en las que la última voluntad de un ser querido nos hace receptores de una herencia, pero desconocemos cómo es el proceso por el cual podemos aceptarla. En otras, incluso, nos puede ser imposible el hacer frente a los impuestos y gastos que conlleva el proceso. ¿Qué debemos saber entonces acerca de una aceptación de herencia?

Pasos a seguir a la hora de recibir una herencia

A la hora de tramitar una herencia, sin lugar a dudas, resulta todo mucho más fácil siempre que haya un testamento de por medio, ya que se evitan posibles desacuerdos entre herederos.

Sea cual sea el caso, existen 6 pasos esenciales a la hora de cobrar una herencia:

  1. Obtención del certificado de defunción.
  2. Solicitud de los contratos de seguros y del certificado de las últimas voluntadesTenemos que esperar al menos 15 días antes de empezar con el trámite tras la obtención del certificado.
  3. Comprobación de la existencia de un testamento y posterior solicitud de una copia con autorización ante notario. Este trámite únicamente lo pueden hacer los herederos que sean legalmente reconocidos como tales. Por otro lado, será el notario que firmó el testamento de la herencia quien aporte las copias.
  4. Realización del inventario de deudas y bienesSin lugar a dudas, este es uno de los pasos más importantes: si queremos que nuestra herencia no se transforme en un problema, tenemos que aceptarla siempre como beneficio de inventario. Haciéndolo de esta forma, cobraremos la diferencia entre cualquier deuda y los bienes que haya. Si se da el caso en el que las deudas superan a los bienes, no aceptaremos la herencia para evitar heredar deudas.
  5. Adjudicación y liquidación de la herencia.
  6. Pagar el impuesto de sucesiones.

Disponemos de 6 meses para pagar los impuestos derivados de la herencia. Este impuesto está cedido a todas las comunidades autónomas y dependiendo de lo que haya establecido cada una, se pueden establecer bonificaciones sobre la cuota.

¿Cuánto hay que pagar por el impuesto de sucesiones?

La cuantía del impuesto sobre sucesiones depende de la comunidad autónoma.  Sin embargo, existen unas normas a nivel estatal que nos pueden servir a modo de orientación.

Recordemos que las herencias se calculan mediante la suma de bienes y la resta de las deudas y los gastos del funeral y testamentarios, por lo que, sobre la cantidad heredada, podremos aplicar diferentes reducciones estatales. Estos son los principales grupos:

Grupo 1

Adoptados y descendientes que sean menores de 21 años.

Grupo 2

Adoptados y descendientes de más de 21 años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.

Grupo 3

Colaterales de segundo grado (hermanos) y tercer grado (sobrinos, tíos), y ascendientes y descendientes por afinidad.

Grupo 4

Colaterales de cuarto grado (primos), grados más distantes y extraños.

¿Cuánto se paga a Hacienda por una herencia?

Siempre que aparezcamos como beneficiarios en un testamento, estamos obligados a pagar a Hacienda el tributo correspondiente.

Para saber lo que tenemos que pagar, por ejemplo, ante una herencia de dinero, es necesario conocer la base imponible, por lo que hay que tener en cuenta las deducciones existentes de este tipo impositivo:

  • En primer lugar, aquellos gravámenes que no corresponden a tributos u obligaciones que disminuyan el capital correspondiente a la herencia.
  • Por otro lado, todas las deudas sujetas al fallecido (no se aplican a los herederos las contraídas a su favor), gastos de entierro, funeral y enfermedad. También hay que añadir las deudas al Ministerio de Hacienda. 

Una vez tengamos hechas todas las deducciones, obtendremos el capital correspondiente a la herencia y podremos hacer los cálculos correspondientes.

¿Es posible financiar los impuestos de una herencia?

En muchos casos, el tener que abonar estos impuestos antes de recibir el importe de una herencia hace que muchas personas sin liquidez tengan que renunciar a la misma al no poder afrontar esos gastos.

Es decir, un heredero necesita abonar una serie de gastos para formalizar la herencia; si no tiene liquidez para pagarlos, es probable que tampoco pueda conseguir financiación a través de préstamos en bancos convencionales para poder recibir la herencia. Esta situación, la mayoría de las veces, tiene como resultado al heredero rechazando el legado de sus seres queridos.

Para este tipo de situaciones, los préstamos de capital privado son la mejor y más inteligente opción. Se trata de un modo de financiación alternativo a las entidades tradicionales que podrá dotarnos de liquidez en aquellas situaciones en los que las que los estrictos requisitos del banco no nos la permitan. Este es el caso de una herencia en el que necesitamos adelantar una liquidez que no tenemos en el momento, ya que, además, los préstamos de capital privado ofrecen la rapidez que se exige en este tipo de situaciones.

¿Qué saber acerca de una aceptación de herencia?
5 (100%) 1 vote[s]

London Capital

Consultoría financiera, Real Estate e inversiones
Cerrar menú